La transferencia tecnológica en la educación

La transferencia tecnológica podemos definirla como una serie de pasos, planificados y encaminados a la transmisión de diversas técnicas favorables, aplicadas y consideradas como eficaces teniendo como objetivo ser adoptadas por las personas para mejorar la calidad de vida encaminadas en buscar la adopción de la tecnología.

Por lo tanto, el grado de incorporación tecnológica a la educación ayuda a reforzar los modelos pedagógicos por los cuales se transfiere y evalúa el conocimiento en los estudiantes, generando diversos medios para llevar a cabo el conocimiento caracterizados por fomentar la habilidad crítica, el pensamiento creativo y el trabajo colaborativo, así como un mayor compromiso del alumno en adquirir nuevos conocimientos por medio de la toma de decisiones.

Sin embargo existen una serie de barreras en la implementación y adopción de los nuevos modelos educativos ya que algunas personas pueden sentirse amenazadas o incómodas al hacer cambios que alteren los procedimientos existentes. Si las nuevas estrategias son adoptadas por medio de la capacitación y se van introduciendo a los ambientes escolares demostrando que se basan en prácticas con base en evidencia, la resistencia se disipa según aumenta la familiaridad con los nuevos procedimientos y los resultados académicos.

i_NFOGRAFIA_CHICA

Nos queda la siguiente reflexión:

¿México está preparado para poder implementar una transferencia tecnológica efectiva?
¿Cuáles serían las barreras que identificas en el entorno donde trabajas para implementar nuevos modelos educativos?

info2

Colaboración realizada por el Mtro. Morise Fernández Torres, asesor psicopedagógico de VG y Desarrollador de Programas de Tratamiento en Adicciones en el Instituto Nacional de Psiquiatría, Ramón de la Fuente.

La Escuela del Siglo XXI

En el contexto de la globalización, el rol tradicional de la escuela centrado  en dotar de conocimientos a los estudiantes se ha visto rebasado por el propio contexto; hoy tiene la misión de formar personas con capacidades, habilidades y actitudes que les permita la búsqueda de información, seleccionarla, analizarla, sintetizarla e interpretarla para la toma de decisiones y la solución de problemas de la vida cotidiana. No basta con que la escuela ofrezca conocimiento, sino que debe desarrollar competencias para la vida, es decir, que los sujetos sean capaces de desempeñarse eficientemente en los diversos entornos en los cuales se desenvuelve, de ahí la importancia de fortalecer el desarrollo de habilidades de pensamiento.

Sin embargo, la escuela se ha ido quedando atrás no solo en el uso de las nuevas tecnologías que han conquistado parte de su ámbito, sino también se encuentra lejos de responder a las necesidades de la sociedad actual y a las características de los niños del siglo XXI, quienes se desarrollan en multicontextos diversificados que dificultan la atención prolongada, están sobre estimulados, viven en la inmediatez, son más independientes, curiosos, preguntones, inquisitivos y tecnológicos, no le tienen miedo a la autoridad, no aceptan imposiciones sin argumentos y asumen mayores riesgos pero con menor sensatez.

De acuerdo con la OCDE (2005,201) y la UNESCO (2005) una competencia necesaria para desempeñarse eficientemente en la sociedad actual, es el pensamiento crítico , debido a que es una habilidad de orden superior que requiere cuestionar, indagar, analizar, valorar, reflexionar, argumentar y juzgar sobre la información o situación que enfrente. Ello hace necesario profundizar en el desarrollo del pensamiento crítico desde edades tempranas, base para el mejor desempeño en los niveles de  educación media y superior.

Hoy se cuenta con recursos digitales que cumplen una función educativa y ofrecen no sólo conocimientos sino también el fortalecimiento de habilidades. El uso de la tecnología es un medio para mejorar la enseñanza con lo que se determina que el aprendizaje y la enseñanza no sería posible sin el uso de sistemas tecnológicos y de inteligencia (Poole, 1999). De cualquier manera la educación y la forma de enseñanza que hoy sucede en el aula cambiará, por ello generar propuestas éticas y llenas de contenidos psicopedagógicos podrá ser el camino hacia las necesidades de los alumnos de hoy.

El poder de la tecnología es eminente para crear nuevos y atractivos ámbitos de aprendizaje para los alumnos donde el docente, la institución educativa y padres de familia se conviertan en los facilitadores de conocimiento. En este sentido, en el Informe Final sobre Educación de la UNESCO de 1998 se afirma:

“Existen indicios de que esas tecnologías podrían finalmente tener consecuencias radicales en el proceso de enseñanza y aprendizaje clásica. Al establecer una nueva configuración del modo en que los maestros y los educandos pueden tener acceso a los conocimientos y la información, las nuevas tecnologías plantean un desafío al modo tradicional de concebir el material pedagógico, los métodos y los enfoques tanto de la enseñanza como del aprendizaje” (IIPE-UNESCO, 2006).

Colaboración realizada por la Dra. Roxana Lilian Arreola Rico, Coordinadora de Posgrado en la UPN y asesora de Visionaria Games

 

La Inteligencia Artificial en la Educación

Hoy en día en el mundo de la educación se plantean nuevos paradigmas que nos hacen pensar, reflexionar y tomar posturas frente a lo que llamamos procesos de enseñanza y aprendizaje. Como líder de una empresa mexicana dedicada al diseño de soluciones educativas integrales a través del uso de la tecnología quiero compartir lo que hace algunos días generó una charla tan apasionada e impactante sobre la llamada Inteligencia artificial.

En la mesa que compartía se encontraba una maestra de nivel primaria con muchos años de experiencia en el sector educativo, quien observaba y escuchaba de forma muy atenta los comentarios que ahí se vertían; por ello, me atreví a preguntarle cómo pensaba que la tecnología, en especial, la Inteligencia Artificial, contribuirían a la educación. Su respuesta planteaba ideas futuristas donde un robot sustituía a un maestro y los niños interactuaban con máquinas sin sentimientos.


Lo anterior, me hizo reflexionar y tomar la decisión de compartir lo que esta experiencia me incitaba. Si bien, no estoy en una posición de definir el futuro y asegurar si esos robots existirán o no, es necesario generar un marco de referencia sobre estos componentes de Inteligencia Artificial y su papel en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Por principio de cuentas es relevante definir a la Inteligencia Artificial (IA). La IA son sistemas informáticos inspirados en sistemas biológicos. Están diseñados para otorgarle a una máquina habilidades humanas como lo son: escuchar, observar, razonar y aprender; es decir, que a través de la programación y entrenamiento incrementan sus habilidades tecnológicas. Dichos sistemas informáticos devienen en varias ramas, como son los sistemas de aprendizaje automatizado, el procesamiento de lenguaje natural o sistemas de tipo cognitivo como lo puede ser el reconocimiento de voz o de patrones visuales. Estas ramas de la IA efectivamente pueden aplicarse al sistema educativo en un futuro cercano. Algunos ejemplos concretos de la forma en que se puede aplicar esta tecnología son los que a continuación describiré.


Agentes conversacionales. Si tienes un teléfono celular seguramente habrás usado el agente conversacional que te permite darle ordenes al teléfono sin escribir una sola palabra. Precisamente el programa informático que te permite dar esas instrucciones a tu teléfono es una aplicación de tipo cognitivo. Versiones más elaboradas y entrenadas podrían incluir sistemas que puedan contestar de forma lógica como si fuera una conversación con un amigo o una persona de servicio. En educación este tipo de inteligencia podrá ser utilizada como ese recurso que permita al alumno comunicarse con un dispositivo electrónico y conversar de tal manera que éste (el dispositivo) pueda distinguir los sentimientos del alumno y entiendan a detalle el contexto de una conversación. Esto permitiría poner a disposición de los alumnos agentes conversacionales que les ayuden a resolver problemas complejos o hacer consultas inmediatas que les lleven a tomar una elección. Gracias a este reciente desarrollo en la tecnología de los agentes conversacionales, están surgiendo investigaciones que abordan la incorporación de aspectos “humanos” a estos sistemas, como pueden ser la personalidad.


Sistemas de recomendación. Son sistemas que aprenden a seguir patrones predeterminados. Al inicio el sistema aprende interacciones básicas con el usuario, pero conforme el sistema va aprendiendo, -incrementando sus referencias- crea sus propios mecanismos de respuesta. A esto se le conoce como Aprendizaje Automatizado. Esto nos permite generar sistemas que recomienden una ruta de estudio para un alumno basado en las rutas de aprendizaje de alumnos que ya usaron el sistema anteriormente. Es decir, el sistema recomienda tomando como base lo que otros le enseñaron. Es importante recalcar que estos sistemas suelen aprender bajo entornos acotados. La posibilidad de que te recomienden es similar a cuándo preguntas: ¿tú cómo hiciste para aprender fracciones? Y contestas con base en tu propia experiencia y ruta de construcción del saber. Lo mismo, puede hacer un sistema de recomendación.


Sistemas de identificación. La rama de cómputo cognitivo de la IA permite el reconocimiento de voz, de imágenes o videos. Es posible analizar situaciones o contenidos donde los alumnos interactúan. Por ejemplo, una pequeña cámara en un salón de clases pasaría lista de asistencia de manera automática o incluso podría supervisar la aplicación de un examen sin intervención de un profesor. La evidencia que capturan estos sistemas son información que permitirá generar y definir procesos e incluso mejorarlos a partir del análisis de los mismos.


Generador de exámenes. Un sistema experto podría ser usado para proveer conjuntos de problemas distintos y graduar su dificultad relativa. Sistemas de este tipo se podrían aplicar para reforzar conceptos complejos o simplemente para generar exámenes personalizados de manera eficiente. El preparar a un alumno en la capacidad de respuestas que pueda realizar de menor a mayor dificultan genera un punto de bifurcación entre las taxonomías de evaluación y lo que un sistema generador de exámenes puede realizar. Así el armado y evaluación estarían perfectamente calibrados para asegurar una evaluación justa.


Eficiencia administrativa. La asignación de salones, profesores y otros recursos escolares puede hacerse más eficiente si se tiene la capacidad de predecir la matrícula escolar con semanas de anticipación. Un sistema de analítica predictiva podría ayudar al director de la escuela a visualizar con anterioridad los elementos de decisión del próximo año escolar en base a parámetros predefinidos. Los sistemas de gestión podrían colaborar y optimizar los tiempos de los directivos en pro de una mejor organización escolar y sistematización de información que le permita generar análisis y tomar mejores decisiones estratégicas.

Sistemas de aprendizaje personalizado. Uno de los sueños de muchos educadores es ofrecer educación personalizada con base a las competencias de cada alumno. Si revisamos las teorías del aprendizaje y miramos las ofertas educativas de las escuelas de nuestro país veremos que es parte de la filosofía y metas de la educación; sin embargo, es algo muy difícil de lograr. Sabemos que cada alumno es único y por supuesto, tiene sentido ofrecerle elementos educativos de acuerdo a su perfil. El agregado de varios aplicativos como los mencionados anteriormente generarán sistemas más elaborados que permitan personalizar el contenido educativo para cada alumno con lo cual cumplimos la promesa de brindar una atención personalizada y adecuada a cada estilo de aprendizaje. Así la heterogeneidad estará atendida desde sus inicios.

Como se podrá observar, la IA no traerá malvados robots al salón de clases, más bien permitirá crear alianzas y vinculación directa con el alumno, el educador y sus procesos. El uso de herramientas que innoven el proceso de enseñanza aprendizaje para mejorar el desempeño académico son necesarias en un mundo como el nuestro. El reto es articularlas de manera eficiente, que sean fáciles de usar y de administrar para asegurar un fuerte involucramiento del alumno y de su profesor.

Colaboración realizada por Mauricio Santillán, CEO-fundador de Visionaria Games y
fundador de Empower Data.

La tecnología como mecanismo de colaboración para el proceso de enseñanza y aprendizaje

Productos digitales -como los videojuegoshan sido implementados en los programas educativos en diversas partes del mundo, como una herramienta efectiva en el proceso de aprendizaje.

Especialistas en educación, como Ken Robinson, Marc Prensky y Jane McGonigal, han demostrado convincentemente que el uso de estos componentes interactivos favorece el proceso de enseñanza-aprendizaje a lo largo de la currícula escolar y pueden ser aprovechados como un elemento poderoso en los estudiantes de esta era.

En una época como la actual donde los niños y jóvenes son nativos digitales, incorporar la tecnología a la educación y sus procesos aporta una serie de beneficios que ayudan a mejorar la eficiencia y la productividad en el aula, así como aumentar el interés de los niños y los adolescentes en las actividades académicas.

Estos enfoques están siendo impulsados por prácticas innovadoras acompañadas por tecnologías de uso masivo. Los productos y sistemas del mundo como EdTech operarán tanto a nivel de infraestructura como a nivel pedagógico para asegurar un mejor aprovechamiento de los estudiantes.

El uso de la tecnología en el espacio educativo permite el uso de herramientas más interactivas que mantienen la atención de los estudiantes con más facilidad. Además, las redes sociales y la Web implica compartir puntos de vista y debatir sobre las ideas, lo que ayuda a que los niños y adolescentes desarrollen un pensamiento crítico en una época en la que sus cerebros se están desarrollando.

Además, los profesores pueden beneficiarse mucho de los avances tecnológicos para hacer su trabajo más atractivo y para ser más eficientes. Muchas actividades de las que forman parte de su rutina diaria se pueden optimizar con la ayuda de aplicaciones y dispositivos informáticos, permitiendo que puedan dedicar más tiempo a su propia formación, lo que a largo plazo no solo les beneficiará a ellos sino a sus estudiantes.

Ventajas del uso de la tecnología en la educación

 

Imagen1

La tecnología en educación es un medio para un fin, no un fin en sí mismo

La transformación digital se está dando en todos los ámbitos. La forma de comunicarnos, obtener información, comprar, divertirnos y relacionarnos ha cambiado. La forma de aprender no es ajena a esta transformación y debemos incorporarla a los sistemas de enseñanza para optimizar y garantizar un mejor aprendizaje del alumnado, considerados nativos digitales.

La incorporación de sistemas de inteligencia artificial en las plataformas educativas estará impactando en el corto plazo los procesos de enseñanza. Los beneficios serán cuantiosos al brindar la oportunidad de contar con programas adaptativos al poder lograr avances individuales conforme a las capacidades propias.

En Visionaria Games seguimos desarrollando nuevas propuestas educativas con herramientas tecnológicas de alto impacto para formar ciudadanos globales, competitivos y educados tecnológicamente.

Colaboración realizada por:
  • Blanca Cervantes, Directora General de VG
  • Iván Aguilera, Content Manager de VG.

 

Desarrollar la capacidad de aprender a pensar.

Hoy en día, no es suficiente trabajar en equipo. Se ha demostrado que se requiere desarrollar un trabajo colaborativo, donde no únicamente se reciban instrucciones para ejecutar actividades o acciones; sino, donde la participación interactiva de todos los involucrados derive en la culminación de un objetivo con un impacto positivo en el aprendizaje de todos los participantes.

Para que esto suceda, debemos iniciar dicha enseñanza a edades tempranas; donde las prácticas pedagógicas incluyan estrategias, métodos y procesos para trabajar en el aula enfocándose en los aprendizajes clave.

Es necesario formar individuos capaces de adaptarse a los entornos cambiantes y diversos, desarrollar pensamientos complejos, críticos, creativos, reflexivos, flexibles, y resolver problemas de manera innovadora.

La función de la escuela ya no es enseñar a niñas, niños y jóvenes lo que no saben, sino contribuir a desarrollar la capacidad de aprender, que significa aprender a pensar; a cuestionarse acerca de diversos fenómenos, sus causas y consecuencias; a controlar los procesos personales de aprendizaje; a valorar lo que se aprende en conjunto con otros y a fomentar el interés y la motivación para aprender a lo largo de toda la vida.

BENEFICIOS DEL TRABAJO COLABORATIVO

 

 

El trabajo en equipo es limitativo. No permite que los estudiantes lleguen a explorar todas sus capacidades y talentos. En cambio, el trabajo colaborativo da la pauta para la creatividad, para desarrollar habilidades de pensamiento crítico, donde se aprende a cuestionar, analizar, a establecer relaciones sociales positivas en un ambiente de participación entre iguales.

El uso de la tecnología a través de las herramientas digitales interactivas lúdicas brinda la oportunidad a los estudiantes -considerados nativos digitales- de aprender este tipo de práctica en un entorno donde se pueden potencializar las competencias individuales y colectivas.

De acuerdo a Marc Prensky: “La tecnología les da tantas nuevas capacidades que no son las mismas personas que éramos nosotros cuando niños. Ahora están más empoderados: tienen cerebros extendidos con los teléfonos inteligentes y las computadoras. Hacen redes y trabajan juntos en nuevas maneras”, donde la misión de los educadores es sacar ventaja de estas nuevas situaciones.

En Visionaria Games, estamos innovando en el diseño y desarrollo de herramientas digitales para apoyar a los educadores en la vinculación con sus alumnos y trabajar colaborativamente en el aula y facilitar un entorno de experiencias que lleven a los alumnos a aumentar su autoconocimiento y conocer sus habilidades, intereses fortaleciendo su creatividad e imaginación hacia un objetivo común.

TRABAJO EN EQUIPO VS TRABAJO COLABORATIVO

 

 

El enfoque humanista del nuevo modelo educativo

El enfoque humanista del nuevo modelo educativo

Formando seres humanos integrales

El siglo XXI exige mejorar la calidad de la educación e implementar nuevos procesos de enseñanza. No basta con propuestas curriculares que mejoren las habilidades técnicas de los alumnos. Hoy en día, se demanda la formación de seres humanos, ciudadanos integrales donde sus habilidades de comunicación, adaptabilidad, pensamiento crítico e inteligencia emocional destaquen sobre sus habilidades técnicas.

Los empleadores actuales evalúan en mayor medida las fortalezas de carácter y la capacidad de incorporarse e integrarse en un mundo globalizado.

El nuevo modelo educativo en sus ejes principales destaca el Enfoque humanista que deberá incluirse en los programas formativos.  Las prácticas pedagógicas en el aula y el currículo deben integrar las demandas de la sociedad del conocimiento –lo que se conoce hoy como Ed-tech- con un sentido humano a través de las mejores prácticas de enseñanza y aprendizaje, que estarán determinadas por el contexto.

Por ello, habrá una preselección de aprendizajes clave que deberán ser enseñados con diversos recursos donde la tecnología jugará un papel relevante como escenario de comunicación y construcción de conocimiento.

Habrá que vincular las herramientas tecnológicas con la enseñanza de las habilidades socioemocionales dado el papel central de estas habilidades en el aprendizaje de niñas, niños y jóvenes; así como, de la capacidad de las personas para relacionarse y desarrollarse como seres sanos, creativos y productivos.

El planteamiento curricular se centra en el desarrollo de aprendizajes clave; es decir aquellos que contribuyen al desarrollo integral de los estudiantes y que les permiten aprender a lo largo de la vida; es decir, no es determinante la cantidad de información, sino la calidad de los procesos de enseñanza: “el cómo”

Se incorpora el desarrollo personal y social de los estudiantes como parte integral del currículo, con énfasis en el desarrollo de las habilidades socioemocionales.

Lo anterior permitirá hacer más eficientes los procesos, pues la evidencia científica sostiene que un alumno emocionalmente estable y motivado podrá desarrollar todas sus habilidades de forma más orgánica.

La escuela juega un papel históricamente relevante en el fortalecimiento de estas habilidades pues en el contexto escolar es en donde suceden estos intercambios motivacionales que determinan los alcances de los alumnos.

La Nueva Educación.

Todo cambia, nada permanece. El mundo va evolucionando… Todo se va adaptando y la transformación digital nos abre las puertas a nuevas experiencias y la educación, la base del aprendizaje de lo nuevo que va sucediendo en el mundo, forma parte de esta transformación.
Sabemos que el tema de la educación no es ajeno para ti.
Y las preguntas que nos hacemos son complejas, porque nos preguntamos no sólo sobre los nuevos temas que debemos estar enseñando y aprendiendo, sino la forma en que deben ser transmitidos a quienes quieren aprender, y la forma en la cual se optimizarán esos conocimientos.
Estos dos aspectos son muy relevantes para la educación en la nueva era; aspectos que Visionaria Games ha adoptado como parte de sus objetivos a analizar, entender, dominar y transmitir a otros, para ayudar en la transición necesaria e inminente en la que estamos entrando a pasos agigantados: cambiar los métodos educativos a través del uso de la tecnología y aprovechando la transformación digital.

Las habilidades socioemocionales como eje transversal de la educación en el siglo XXI

¿Cómo enseñar las habilidades sociales y emocionales?

Investigaciones realizadas en Chicago, Illinois, en 2011 donde participaron más de
270 mil estudiantes desde preescolar hasta nivel secundaria demostraron que el
aprendizaje social y emocional podría promover una serie de beneficios
académicos, sociales y emocionales para los estudiantes.

Los estudiantes que recibieron la instrucción basada en la propuesta social y
emocional tuvieron puntajes de logros que promediaron 11 puntos percentiles
más altos que aquellos que no lo hicieron. La adquisición de habilidades sociales
y emocionales contribuyó a mejorar el rendimiento académico y mejorar las
actitudes y comportamientos.
Es un hecho que poseer un conjunto equilibrado de habilidades cognitivas,
sociales y emocionales es crucial para que los niños puedan estar preparados
para los retos y empleabilidad del siglo XXI.
Por lo tanto, es un reto y una obligación para los educadores innovar en el aula
usando herramientas que puedan incorporarse como parte de los contenidos en
sus secuencias didáticas y, con esto, se formen alumnos en estas competencias y
fortalezas de carácter.
Los cambios generan incertidumbre, y más, si no tenemos certeza de los
resultados de lo que obtendremos. No obstante, al contar con un programa
sustentado teórica y metologicamente permitirá generar una sensación de
confianza en el educador

La empatía como medio de comunicación efectiva en el aula.

¿Qué es la empatía?
La empatía es la habilidad para entender las necesidades, sentimientos y problemas de los demás, poniéndose en su lugar y de esta manera poder responder correctamente a sus reacciones emocionales.
En Visionaria Games creemos firmemente que la competencia emocional de empatía se logra cuando combinamos:
Nivel intelectual.- La escucha activa: pensar
Nivel emocional.- La comprensión: sentir
Nivel conductual.- La asertividad: hacer
Aquellos que son empáticos son los que desarrollan la capacidad intelectual de vivenciar y acompañar la manera en que siente la otra persona, lo que le facilita la comprensión del porqué de su comportamiento y le permite mantener un diálogo con el otro con un estilo de interacción positivo para ambos, respetando lo que piensa y siente cada uno y buscando acuerdos de mutuo beneficio.
La empatía puede asegurar un éxito social en la escuela, en la casa o en la sociedad las personas empáticas suelen tener más éxito social, ya que la empatía facilita las relaciones interpersonales, la negociación, la capacidad de persuadir y el desarrollo del carisma.
La empatía es una herramienta para conectar con los demás, porque nos lleva a comunicar con simpatía, lo que significa buscar el ganar/ganar en la relación con el otro con mi amigo en el aula, mi compañero de trabajo, mi familia con verdadero interés a través de la escucha activa, de conocer cuál es el mapa con el que explora el mundo y mediante la comprensión, entender y respetar por qué escoge las rutas que escoge para andar por la vida.
Si así lo hacemos, nuestro propio mapa se amplía, incorporamos nuevos paisajes, aprendemos nuevas rutas y al tener un mapa más amplio, caminamos más seguros y más felices por la vida porque elegimos los caminos más cortos y mejores, los que nos hacen llegar antes a nuestro destino perfecto: la autorrealización.
Sabías que… Muchos de los problemas a los que nos enfrentamos día a día en nuestros espacios laborales, familiares y sociales tienen que ver o están relacionados con la falta de empatía.