Cómo aliarme con el profesor de mi hijo para prevenir el consumo de sustancias nocivas

En la actualidad los padres de familia nos involucramos más en la crianza y educación de nuestros hijos; algo con lo cual están complacidos los maestros; sin embargo, a algunos profesores les preocupa la posibilidad de enfrentar situaciones en las que sean desacreditados o una participación invasiva por parte de los padres, quienes buscan intervenir para resolver inquietudes respecto a sus hijos. Es decir, ambas partes buscamos el bienestar de los jóvenes, sólo que no siempre sabemos cómo conducir la relación padres-profesores o padres-escuela pero es posible lograr un equilibrio participativo de todos los  que influimos en la crianza de las nuevas generaciones.

Los padres debemos involucrarnos activamente, de manera que continúen y refuercen el proceso de aprendizaje iniciado por el maestro en el aula. Algunas recomendaciones, serían:

  • Supervisión y ayuda en sus tareas escolares.
  • Asignarles tareas en casa para tener la oportunidad de relacionar lo aprendido en el aula, practicarlo, cometer errores y encontrar soluciones.
  • Planifiquemos qué vamos a tratar con el profesor o profesora para ser concisos, claros y consideremos alternativas y soluciones, con previa reflexión y disposición al diálogo.
  • Evitemos estar a la defensiva y procuremos ser empáticos.
  • Escuchemos y reflexionemos sobre lo conversado.
  • Tengamos presente: más vale calidad que cantidad;  así que, seamos mesurados en la periodicidad de nuestras visitas a la escuela.

Un acercamiento a la escuela/profesor será más productiva, si distinguimos los roles de cada parte:

  • Los maestros no van a determinar el estilo de vida de los alumnos, ni de nuestra familia, y deben reconocer los derechos e identificar las responsabilidades de los jóvenes; respetar su individualidad y libertad.
  • Mientras que los padres de familia debemos estar conscientes que los maestros tienen una formación magisterial, además de una experiencia propia respecto al desempeño y desenvolvimiento de cada estudiante.
  • Debemos saber que, por principio, en la escuela (director y profesores) se preocupan por el crecimiento, maduración y desarrollo de habilidades socioemocionales y competencias de nuestros hijos.

Finalmente, no olvidemos que es posible crear relaciones basadas en el respeto, empatía y apelando a la toma de decisiones y solución de problemas en beneficio del desarrollo y educación de nuestros hijos.

 

Etiquetas:, , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.
Top