El programa que prepara a los estudiantes para la vida adulta

La manera de enfrentar el futuro es desarrollando habilidades y competencias que permitan el crecimiento personal y laboral en un mundo en constante cambio. Sin duda será muy diferente a lo que conocemos pues se prevé que el 65% de los niños que están cursando la primaria, alrededor del mundo, tendrán empleos que aún no existen1 y los reclutadores valorarán otras habilidades sin concentrarse sólo en el conocimiento. Es por esto que las escuelas y los profesores son clave para la educación y formación de los próximos adultos, ciudadanos, trabajadores, quizá padres de familia, etcétera.

Las instituciones educativas y profesores no pueden predecir el futuro pero sí deben ser conscientes respecto a su objetivo: formar estudiantes en materia de conocimiento, competencias y desarrollo personal. Tanto para su realidad inmediata y de acuerdo a las necesidades de los empleos del futuro, marcadas por las tendencias tecnológicas, de contratación laboral, entre otros aspectos que estarán presentes en la vida adulta de los hoy estudiantes.

La tendencia global indica que las empresas cada vez valoran más la contratación de personas que, además de poseer conocimientos, también cuenten con habilidades blandas, las cuales están asociadas al comportamiento e inteligencia emocional. Se trata de las habilidades intrapersonales e interpersonales para desenvolverse de manera asertiva, interactuar de manera armoniosa y contar con la capacidad de adaptación al cambio2 Además, cada vez serán más valorados el pensamiento crítico y la creatividad, debido a que los avances tecnológicos están transformando el mercado laboral a una velocidad vertiginosa y por tratarse de competencias que los robots no pueden automatizar se requerirán.

Desarrollar habilidades sociales y emocionales en los estudiantes no sólo es en beneficio de sus futuras necesidades laborales, sino para su realidad inmediata, su desarrollo, la vida misma. Por eso resulta fundamental contar con programas basados en metodologías diseñadas para desarrollar al máximo el potencial de un alumno, tal como lo es el Sensemaking, que tiene una visión humanista y concierne a cómo la gente percibe y entiende o interpreta el mundo a su alrededor para tomar conciencia y poder enfrentar diversos escenarios y tomar decisiones. Por eso, el Sensemaking, también está presente en el ámbito empresarial; es adoptado cada vez más como pieza clave en la organización e interacción del personal; para ser más eficaces, mejorar su productividad, tener capacidad de prever e innovar, etc., y es debido a lo siguiente3:

  • Satisface una necesidad de comprender.
  • Nos ayuda a probar y mejorar la plausibilidad de nuestras explicaciones.
  • La propiedad de «ser una explicación» no es una propiedad de las declaraciones sino una interacción de personas, situaciones y conocimiento.
  • A menudo es un análisis retrospectivo de eventos. Aclara el pasado pero no lo hace irrefutable ni completamente transparente.
  • Anticipa el futuro. Nos ayuda reunir recursos, anticipar dificultades, notar problemas, y darse cuenta de inquietudes.
  • No es la elección de una explicación sino una proceso de deliberación respecto a alternativas de explicaciones plausibles.
  • Guía la exploración de la información.
  • A menudo es una actividad social que promueve el logro de un terreno común o interés mutuo. No es sólo una actividad individual.

En Eldventir estamos conscientes de lo importante que es la formación de los jóvenes, además de estar al tanto de la realidad social, de las tendencias tecnológicas y del mundo laboral, entre otros aspectos que inciden en el ámbito sociocultural de los ahora estudiantes y futuros adultos. Nuestra visión humanista nos permite brindar herramientas para el pleno desarrollo personal y nuestros conocimientos nos hacen ser conscientes de las competencias que se deben cultivar e impulsar en los alumnos. La comprensión y análisis, tanto del presente como de las tendencias, nos hacen percatarnos y trabajar respecto a los requerimientos laborales del futuro.

 

 

 

 

 

 

 

1.- Ajustamos la brecha de temporalidad de los datos expuestos en el Foro Económico Mundial 2016, capítulo I: “The Future of Jobs and Skills”.  

2.- De acuerdo a un estudio publicado por la red social enfocada en el ámbito profesional, laboral y de negocios: LinkedIn. Enero, 2019.

3.- Basado en las funciones de Sensemaking enunciadas en Making Sense of Sensemaking 1: Alternative Perspectives. Gary Klein, Brian Moon, Robert R. Hoffman. Vol. 21, No. 4. July/August 2006.

Etiquetas:, , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.
Top